Gdansk, la ciudad que como el Ámbar, es la joya del Báltico

Gdansk, la ciudad que como el Ámbar, es la joya del Báltico

Todo nuestro Ámbar Báltico procede de Gdansk, ciudad Polaca también conocida como la Joya del Báltico, con un pasado glorioso, un presente muy activo y un futuro prometedor.

En el centro de Gdansk la brisa del mar Báltico se cuela por los estrechas y altas casas de los comerciantes del ámbar que convirtieron a Gdansk en una de las ciudades más hermosas y ricas de Europa.

Con sangre germana ligada al comercio, siempre fue una prospera ciudad estado, pero se tropezó con un siglo XX que la maltrató sin piedad a través de guerras que prácticamente terminan con la ciudad.

Hasta 1939 fue conocida como ciudad libre de Danzig, desde entonces fue conquistada por Hitler, torturada por los bombardeos aliados y sometida posteriormente por los brazos de la más dura etapa del comunismo.

Ya formando parte de Polonia, con el recuerdo de ser grande en el pasado, apareció la figura de Lech Walesa para cambiar la realidad de la ciudad desde los astilleros y conducir al país hacie el siglo XXI. En ese momento Gdansk recuperó el espíritu que había perdido y ahora es una ciudad orgullosa de sustentar el reconocimiento como una de las ciudades más hermosas del viejo continente.

Viajar al centro de Gdansk significa poder disfrutar de grúas centenarias, casas transformadas en lujosos palacios y restos de historia en cada rincón, asi pues para conocer mejor la ciudad que vio nacer a grandes personalidades históricas como Schopenhauer, Fahrenheit o Lech Walesa, es necesario fijarse en los detalles, en las caras pintadas en las fachadas, en las gárgolas que sobresalen de las terrazas y del brillo del ámbar que proporciona al cielo de Gdansk un tono especial, único. El casco histórico de Gdansk es ideal para pasear mientras se visitan monumentos históricos, pequeñas casas reconvertidas en tabernas, o incluso alguna que otra pequeña fábrica de cerveza donde se pueden degustar auténticas cervezas artesanas, es una ciudad para sentirla.