Collares de Ambar para niños, ¿funcionan?

Collares de Ambar para niños, ¿funcionan?

La idea de que los collares de ambar son útiles para aliviar el dolor que sufren los bebes durante la dentición no es nueva, en Alemania antes de la segunda Guerra mundial muchos padres hacían usar estos collares a sus niños porque se pensaba que crecerían más sanos y aliviaba el dolor de dientes.

Algunos libros recalcan que hace muchos años en Lituania se masajeaba las encías de los niños con Ámbar para calmar los dolores de la dentición.

Hoy en día los collares de ambar son muy populares para calmar este tipo de dolor, hecho que no sorprende dada la tendencia de los padres a buscar remedios naturales que minimicen el uso de medicamentos en sus hijos.

Una de las explicaciones más comunes por las que el ambar podría calmar los dolores de la dentición es porque contiene acido Succínico, que en contacto con la piel este acido se liberaría y pasaría a la corriente sanguínea proporcionando así un efecto calmante y rebajando el dolor.

Estudios toxicológicos de este acido demuestran que es seguro y no causa problemas de toxicidad, también es importante resaltar que no hay estudios científicos que prueben o desestimen la efectividad de estos collares, aun así teniendo en cuenta los muchos comentarios positivos de padres que resolvieron el problema de sus hijos utilizándolos definitivamente merece la pena probarlos.

 A la hora de elegir un collar de ambar para niños es importante estar seguro de que este Ámbar procede del Báltico porque no todo el ambar contiene la misma cantidad de ácido succínico, en nuestro caso, todo el ambar procede de Gdansk en el sur de Polonia a orillas del Mar Báltico.

Otro aspecto importante a tener en cuenta, es el precio de estos collares, si usted encuentra un collar extrañamente más barato que el de la competencia, es probable que se trate de imitaciones plásticas de ambar que por supuesto no contiene acido succínico.

La mayoría de fabricantes de collares de ambar para niños hacen todo lo que pueden para garantizar que su uso es seguro, a pesar de ello recomendamos la supervisión de los niños mientras lo están usando, y también quitar el collar a los niños mientras duermen.

Cualquier collar para niños de calidad, tendrá un nudo entre todas sus piezas de forma que si el collar se llegara a romper solo se desprendería una pieza y el niño no se verá rodeado de pequeñas piezas. Es importante comentar en este aspecto que estos collares de calidad no son fácilmente rompibles por lo sería muy difícil para un niño llegar a romperlo.

Este artículo se ha redactado con la intención de informar, y en ningún caso se puede substituir el artículo mencionado por un tratamiento médico prescrito.